Habitat International Coalition
Red global por los derechos al hábitat y a la justicia social
 
A un año de los sismos: el proyecto de Reconstrucción Integral y Social del Hábitat en el Istmo de Tehuantepec, Oaxaca
Bookmark and Share
Fuente: Cooperación Comunitaria
02-10-2018

El 7 de septiembre de 2017 un sismo con magnitud de 8.2 con epicentro en Chiapas, afectó gravemente comunidades de ese estado, así como de Oaxaca. En el segundo caso, los principales daños ocurrieron en el Istmo de Tehuantepec, Ixtaltepec, Juchitan, Ixtepec y muchas de las comunidades Binnizá (Zapotecas) e Ikoot (Huaves) fueron seriamente afectadas. El 23 de septiembre del mismo año, un nuevo sismo de magnitud 6.3 con epicentro en Ixtepec agravó el problema.

A un año de los sismos del 7 y 23 de septiembre en Oaxaca, y de haber comenzado el proyecto de Reconstrucción Integral y Social del Hábitat junto con distintas comunidades del Istmo de Tehuantepec, continúan las actividades de Cooperación Comunitaria, miembro de HIC, en temas de reconstrucción activas durante este periodo.

Como resultado de la primera fase de diagnósticos, la organización decidió enfocarse en la reconstrucción de viviendas así como en la reactivación de la economía local y en la construcción del primer Centro de Artes y Oficios (CAO) en Ciudad Ixtepec.Comenzó proyectando la construcción de 57 hornos de comixcal, 34 hornos de pan, 19 reconstrucciones de vivienda nueva reforzada y 41 reconstrucciones y reforzamientos de viviendas tradicionales istmeñas afectadas, cuyos habitantes salvaron de ser demolidas.

Hasta el 30 de agosto se han invertido 8.8 millones de pesos de los 17.4 recibidos. Para vivienda se han invertido $6,978,296.69 de pesos, en lo que corresponde a la reactivación de la economía local (hornos, cocinas, comixcales y producción de maíz zapalote) se ha invertido $1,254,985.18 de pesos, para el CAO $470,592.33 de pesos y para distintos talleres formativos $155,846.40 de pesos.

Esto ha dado respuesta a las necesidades de 117 familias en los 5 distintos barrios de Ixtepec, a 29 familias en San Francisco del Mar, 17 familias en Sta. María Xadani y 22 familias en Niltepec; todas ubicadas en el Istmo de Tehuantepec, Oaxaca.

Avances en la reconstrucción de viviendas

Para construir se ha considerado la utilización de materiales locales, que propician la recuperación de técnicas constructivas tradicionales y el fortalecimiento de la economía local de la que forman parte la gestión y venta de estos materiales.

Como parte de este proceso, se ha capacitado a cuadrillas especializadas para las distintas fases de construcción y reforzamiento, compartiendo así un conocimiento apto para reforzar viviendas ante los sismos de la región. Se han llevado a cabo actividades de ayuda mutua entre las participantes del proyecto para apoyar el avance constructivo de las viviendas, como la elaboración de pintura y selladores naturales para muros.

Fortalecimiento de las actividades productivas

Como parte de la necesidad de fortalecer las actividades productivas locales, colapsadas tras los sismos, Cooperación Comunitaría comenzó con la reconstrucción de las bases de hornos de comixcal, usados para la producción de totopos, memelas, tamales y otros alimentos que constituyen una de las principales actividades económicas de las mujeres en la región. Al final del mes de abril se construyó, en conjunto con las familias, 49 bases reforzadas de hornos de comixcal.

Asimismo, de acuerdo a las necesidades productivas diagnosticadas, es preciso reconstruir 34 hornos tradicionales de pan, que se usan tanto para auto-consumo como para comercio. En agosto se comienza la construcción con 10 personas que tienen una galera donde se puede construir sin que la temporada de lluvias frene el proceso y se han concluido 9 hornos de pan.

Además, en el mes de agosto se inició la construcción de cocinas, espacio familiar y productivo utilizado sobre todo por las mujeres. La primera se concluyó con Venancia y su familia, el proceso fungió como taller para que otras mujeres aportaran a la construcción preparando la tierra para rellenar los muros y conocieran la técnica constructiva desde la práctica, puesto que ya la habían observado en la construcción del Centro de Artes y Oficios (CAO). Esta dinámica constituyó la segunda cocina-escuela de la región, mientras que la primera se erigió en el municipio de San Francisco del Mar desde finales de 2017.



Resultado de una segunda fase de diagnósticos, realizada en mayo, se pudo identificar que la mayoría de las cocinas en Ixtepec siguen afectadas y otras son inadecuadas a las temperaturas de hasta 45 grados Celsius, además de que no cuentan con una estructura segura.

A partir de esto, se implementaron talleres de diseño participativo tanto en Ciudad Ixtepec, como en Niltepec y Santa María Xadani, donde se concluyó construir con tierra, techo de teja y piso de ladrillo. Se comenzó a trabajar con 42 mujeres en Ixtepec y Niltepec que están dispuestas a trabajar de manera colaborativa en la construcción de su propia cocina y apoyar la de otras compañeras; además de 22 mujeres en Santa María Xadani que participarán en la reconstrucción de hornos tradicionales de comixcal.

Participación y ayuda mutua

Con la intención de integrar a la comunidad en el proceso de reconstrucción Cooperación Comunitaria ha desarrollado diversas reuniones, tequios y talleres que permiten que la participación activa sea una constante y a través de esta se posibilite la transmisión de conocimientos.

Al día de hoy se han realizado reuniones organizativas, talleres de diseño participativo para la construcción de viviendas tradicionales istmeñas y cocinas tradicionales, reforzamiento de vivienda, identificación de tipos de tierra para la construcción, pintura y sellador naturales para muros. Además detalleres sobre la vida cotidiana de mujeres, gestión de riesgos, conversatorios y tequios para retirar el repello de viviendas afectadas y para construir cocinas de bahareque cerén. En estos se ha integrado a las personas que participan de los diferentes proyectos para la comprensión del sistema constructivo reforzado y de la importancia de la ayuda mutua para desarrollarlos.


Técnicas tradicionales para disminuir la deforestación

Junto con la gente involucrada en el proyecto, se ha utilizado la técnica de bahareque Cerén para las cocinas y el CAO, puesto que recupera la tradición de construir con tierra y madera. En este caso, se sustituyen los horcones (troncos de árboles jóvenes) por varas, lo que contribuye a disminuir la creciente deforestación en la zona —que hemos identificado a lo largo del proyecto— ya que sólo se poda el árbol sin talarlo.

Se trata de una técnica prehispánica proveniente de El Salvador, cuya resistencia a sismos ha sido probada en distintas regiones de Latinoamérica, y que fue adaptada por el equipo técnico de Cooperación Comunitaria para resistir las condiciones sísmicas y meteorológicas del Istmo.

En el Centro de Artes y Oficios, se han realizado múltiples talleres con personas voluntarias de distintas partes del país y gente de la comunidad para aprender la técnica reforzada de bahareque Cerén, mientras aportan a su construcción.

Este proyecto no trata solo de la reconstrucción material sino social de las familias afectadas por los sismos, al integrar a los participantes en las distintas partes del proceso, es decir, desde el diagnóstico, la planeación, producción, el uso y mantenimiento de los espacios. Nos enfocamos en la recuperación de los saberes tradicionales, adicionando tecnologías que permitan que las estructuras sean más seguras, ya que resisten los sismos regionales, pero siempre adaptadas a la cultura y al contexto natural.


Más información sobre el Proyecto disponible en la página web de Cooperación Comunitaria
 
Tags
• Derecho a la ciudad   • Derechos a la vivienda y a la tierra/Derecho a la vivienda adecuada   • Producción social del hábitat   
 
   
 


Habitat International Coalition
General Secretariat
 
<%=misereor_%>